Olido a cada instante
¡Suscríbete a nuestro Feed!
¡Recibe por email las novedades!
Iniciar Sesión en Gsamartin
Buscar

gsamartin.es

gsamartin

Volver Arriba
Porque el Mundo es Redondo

Olido a cada instante

Vientos, olores, pensamientos y vivencias. Gran océano que nos rodea y al que volvemos

31/03/2017 |00:14
Jgsamartin
J’ai toujours aimé les pins et la mer
D’un amour qui dure...
Odeur de résine et parfum amer
Et même murmure !

Henri de Régnier-Autre chanson

Huelo a cada instante el murmuro de tu aliento,
la humedad de tu tacto, la frescura de tu brisa,
la blancura de tu huella sobre mis pasos borrados;
y veo, si me encierro en mis recuerdos
los claros fulgores de tu curvado cutis,
garza en el día, de noche atezada,
y aloque
cuando el Sol, daba rienda suelta a nuestros sueños.

Viene a mí el olor de tu caricia,
los perfumes salados de los albores del alba,
el cristalino vibrar de tu incesante cuerpo,
canción de silencio, sosegado tono,
tersa melodía, dulce balada
de colores. Ilusiones y sueños.
Deseos y momentos; susurros y secretos
brillan al compás de fluir hipnótico.

Huelo a cada instante en ese ritmo amado,
la celeste unidad de un Universo entero,
los astros, como perlas, a distancia,
movidos por ti, y tú por ellos,
¡Bendita tu monotonía!
¡Bendito tu caminar estático,
bendito tu fluir discreto, tu marchar ligero,
tu andar de exactitud y de poesía!

Huelo en tu piel transparente, tegumento líquido,
como, escondidos, surgen de un espejo,
recuerdos de un pasado compartido,
recuerdos cumplidos o frustrados,
aún anhelados;
resbalan los recuerdos y el pasado por mi palma,
y en los instantes en que te toco,
caen, vuelan y se disuelven, sepultados.

Huelo barcos de tesoros apenas hallados,
por la espiral del tiempo carcomidos;
huelo en tu cimbrar, tesoros y secretos,
no sólo míos…
Andan encerrados en tu arena,
de tacto humedecido por tus pasos,
sabor salado por tu brisa,
y tostado color por tus reflejos

Huelo en la arena la fragancia del futuro,
un niño modelado,
surgido de la tierra, de tus restos,
de tus cenizas incontables, de tu cuerpo de ave fénix,
que al llorar crea y al enfadarse destruye,
al crecer regenera y al moverse transforma,
al brillar deslumbra y colorea,
y encandila simplemente por ser tuyo.

Huelo, veo y siento en ti,
colores, secretos y sueños,
palabras, melodías y cadencias,
acciones, reflexiones y silencios;
huelo mi vida y mi pasado,
huelo en ti, mar, tu mirada, que me dice
¡Suelta las amarras y empápate de mi fragancia eterna!


Comentarios

Aún no hay comentarios

¡Se tú el primero en escribir!.

Publicar un comentario

Necesitas estar registrado para comentar.
Iniciar sesión