¡Suscríbete a nuestro Feed!
¡Recibe por email las novedades!
Iniciar Sesión en Gsamartin
Buscar

gsamartin.es

gsamartin

Volver Arriba
Porque el Mundo es Redondo

Giro Estacional

El otoño impregna nuestras venas de su cálida melancolía, su música naranja y su giboso viento

25/01/2019 |00:04
Jgsamartin
Abandonada al lánguido embeleso
que alarga la otoñal melancolía,
tiembla la última rosa que por eso
es más hermosa cuanto más tardía.

Rosa de Otoño - Leopoldo Lugones

Dicen que empieza el otoño,
que de los espesos equinoccios caerán las ramas secas
y marchita la flor, su olor a piedra, fría,
hará exhalar la fruta dulce
y carnosa y desgastada de un verano madurado.

Algunos sienten ya el polvo levantado,
perfume de las tristes lluvias ulteriores
en los que la humanidad desciende
a su desnudez profunda, los planes perdidos
y su futuro incierto.

Anuncian heladas que azotan y cercenan
las venas ahogadas, hartas de encerrarse
en hastíos plañideros.
Anuncian los caídos muros, una hecatombe
de nuestra decadencia perseguir cansada.

Llega la noche, la noche oscura,
el insomnio mortecino y la bilis seca,
porque si consuelo son las pequeñas alegrías,
el secreto susurrar de un nudo suelto
desenreda de un soplido nuestros miedos.

El álamo vibra a mediodía
se tiñe de naranja, pero su vida sigue.
Quizás no pueda ser poeta
quien no distingue uvas de castañas,
no escucha a la razón, abraza al viento
y cree oír aún el canto de los grillos.


Comentarios

Aún no hay comentarios

¡Se tú el primero en escribir!.

Publicar un comentario

Necesitas estar registrado para comentar.
Iniciar sesión