¡Suscríbete a nuestro Feed!
¡Recibe por email las novedades!
Iniciar Sesión en Gsamartin
Buscar

gsamartin.es

gsamartin

Volver Arriba
Porque el Mundo es Redondo

La Visitación, Rafael Sanzio

Sólo el arte explica lo inexplicable y tantea misterios profundos, incompresibles a la razón

23/12/2019 |18:55
Jgsamartin

En el suelo de Ain Karem, tórrido y seco,
ha brotado un agua nueva y el maná ardiente
ha puesto su morada entre nosotros.
Allí, en la marchita estepa de un pueblo en llanto,
peregrino y a la espera,
dos mujeres se abrazan, un profeta salta
y se detiene el tiempo.

Nilo y Jordán, Calvario y Sinaí,
"proclama mi alma", "bendita tú eres",
el Arca de la Alianza y el Cáliz de la Vida,
una paloma contempla
y cóncavos se funden por los siglos.

El canto de María es ahora perfume del desierto,
seco camello pero vino de esponsales
llanto de oscuro olivo, sudor de establo.
Tres veces setecientos años
graban en plata las entrañas de la estéril.

“¿Es mi nombre Rut o mi fe la de Saray?
No enjuagues mis pies ocho lustros secos,
desabrocharte quiero
mas me basta con tu manto y hermosura.
A Jezabel la maldita, de Saba los tesoros;
a Abigail manchada, tu pureza”.

“¡Proclama mi alma la grandeza del Señor!
Ya no te llamarán jamás abandonada,
sino reina como Ester o sulamita,
ébano, cobijo de los pájaros,
nueva Sarepta.
Gómer fue tomada por Oseas
y el Mesías ha venido a nuestro pueblo:
ya se conoce el fruto de la higuera,
tu marido gime en lenguas
el mío en su ceguera, espera
y en el vientre unas patadas me susurran
que la piedra está corrida,
y su interior, vacío”.


Comentarios

Aún no hay comentarios

¡Se tú el primero en escribir!.

Publicar un comentario

Necesitas estar registrado para comentar.
Iniciar sesión